Vestidos que se nos quedan grabados en la memoria

05
Nov

Vestidos que se nos quedan grabados en la memoria

  • Publicado por: - WeekOn
  • Comentarios desactivados en Vestidos que se nos quedan grabados en la memoria

Algunos incluso viven en nuestra imaginación, pero nunca somos capaces de encontrarlos en tiendas.

Por suerte, cualquiera puede confeccionar sus propios vestidos. Vestido de noche, de verano, de estilo años cincuenta, con o sin máquina de coser… Con los consejos detallados a continuación, dale rienda suelta a tu imaginación, tu creatividad no tendrá límites.

¿Qué te parece si pones a punto tu costurero? Si estás empezando en el maravilloso y apasionante mundo de la costura, quizás te parezca que hacer un vestido es muy complicado, pero una vez que leas los distintos pasos verás como es mucho más sencillo de lo que te podía parecer.

En las Redes podes encontrar un sinfín de tutoriales, modelos y patrones de costura totalmente gratuitos a tu entera disposición (te compartimos  algunos de estos recursos).

También te podes hacer con algún que otro buen libro de costura, pero, en grandes líneas, estos son los principales pasos que debes seguir:

  • Elegí un tejido adecuado y lavalo: para tu primer vestido, elegí una tela de fibras naturales, como algodón o mezcla de algodón, para que te resulte más sencillo trabajarla. Hacete con una tela gruesa también para que no tengas que hacer un forro interior. Necesitarás, más o menos, tres metros de tela en total, aunque todo dependerá de tu talla y del estilo de vestido que quieras hacer (largo, corto, con mangas, sin ellas…). Lava la tela, porque puede que se achique ligeramente, y plánchala.
  • Elegí un patrón: el patrón de costura te vendrá genial para empezar porque te dará las medidas específicas y la forma que le tendrás que dar a las distintas partes del vestido.
  • Toma las medidas: compra un metro de costura (podes conseguirlo en mercerías o grandes almacenes, por ejemplo) y tomáte las medidas antes de empezar a cortar la tela. Si podés, pedíle a alguien que te ayude para acercarte lo máximo posible a tus medidas reales.
  • Corta la tela con cuidado: colocá el patrón sobre la tela en una superficie plana, sujétalo con alfileres si es necesario y sigue las líneas que traces para cortar las distintas piezas de tu vestido. Si quieres hacer un vestido con mangas, tendrás que cortarlas en fragmentos de tela aparte. Dejá siempre un centímetro de tela adicional en los bordes para facilitar la costura.
  • Costura: para esto, tómate también tu tiempo. Rápidamente te darás cuenta de que es mejor realizar las punzadas concienzudamente que hacerlo de manera acelerada y tener que repetir el proceso para conseguir un buen acabado. El cuello y el dobladillo requerirán una atención especial.
  • Acabado: una vez que hayas cosido el vestido, tendrás que añadirle un cierre. Podés coser un cierre en la parte de atrás, por ejemplo, colocar unos corchetes, o coser algunos botones. Vos decidis. Por último, sentite libre de añadir todos los detalles y decorados que quieras: volantes, perlas, sisas, encajes… ¡Dale tu propio estilo!

De nada sirve que te marques objetivos demasiado complicados si estás empezando. En pocos pasos, sin necesidad de clases o talleres de costura y sin ni siquiera tener muy claro qué es el «sobrehilado», podrás confeccionar un precioso vestido sencillo. Necesitarás un poco de hilo de coser y seguir los pasos de los expertos que ya han estado en tu lugar.

WeekOn

'
All copyrights reserved @ 2016 - Design & Development by DesignInvento