Cookies de limón

07
Ago

Cookies de limón

  • Publicado por: - WeekOn
  • Comentarios desactivados en Cookies de limón

Llega el finde y te dejamos esta exquisita receta para que disfrutes con rico té, café o mate.

Ingredientes de Cookies de Limón:

– 200 gramos de harina
– 200 gramos de azúcar
– 125 gramos de mantequilla
– Media cucharada de levadura en polvo
– Media cucharada de bicarbonato
– Un limón
– Un huevo grande
– Extracto de vainilla
– Sal.

Preparación de Cookies de Limón:

El primer paso para preparar estas ricas cookies de limón será poner en un recipiente amplio donde podamos usar una batidora la manteca, mejor si está ligeramente derretida, y el azúcar, y batiremos usando las varillas de la batidora, hasta que obtengamos una crema homogénea y amarillenta. A esta crema le agregaremos el huevo, una cucharadita de extracto de vainilla, el jugo exprimido de un limón y su piel rallada, y de nuevo batiremos para que todos los ingredientes queden bien mezclados.

A continuación tamizar la harina, para quitarle las impurezas y grumos que pudiera tener. En el recipiente anterior vamos a echar la sal, la levadura y el bicarbonato y comenzaremos a verter la harina, pero no de golpe, sino poco a poco, mientras seguiremos batiendo con las varillas. Debemos conseguir una masa homogénea y sin grumos de harina. Bate con paciencia, el resultado de una masa bien mezclada es mejor para las cookies.

Cuando tengamos la masa bien batida vamos a precalentar el horno a 180ºC con el calor activado abajo y arriba, y también vamos a preparar una bandeja de horno y la vamos a cubrir con papel de hornear antiadherente, con lo que conseguiremos que las cookies no se peguen . Vamos a ir haciendo bolitas de masa y les damos la forma típica de cookies, aplastándolas sobre el papel antiadherente. Intenta que tengan todas las cookies un grosor similar, que no sea demasiado grueso.

Una vez que el horno alcance esa temperatura, metemos la bandeja con las cookies preparadas y las dejamos hornear entre 15 y 20 minutos. Debes sacarlas sin que estén duras por completo, ya que al enfriarse acaban de endurecerse. Ponelas sobre una rejilla para que enfríen del todo y cuando pierdan todo el calor ya las podes comer.

WeekOn

'
All copyrights reserved @ 2016 - Design & Development by Quilsoft